Gatos  

Perros Perros. Razas Criaderos Fotos Adiestradores

 
Alimentación Criadores Cuidados Enfermedades Razas Reproducción Vacunación

Razas

Abisinio

Angora

Asiático

Azul Ruso

Balines

Bengal

Bobtail Japonés

Bombay

British shorthair

Británico

Cartujo

Cornish Rex

Curl Americano

Cymric

Del Bosque Noruego

Doméstico Común o Mestizo

El Burmés

Esfinge

Exótico

Fold Escocés

Habana

Himalayo

Korat

Maine Coon

Manx

Mau Egipcio

Munchkin

Ocicat

Oriental

Pelicorto Americano

Pelicorto Europeo

Persa

Rex

Sagrado de Birmania

Siamés

Singapur

Skogkatt

Sokoke

Somalí

Tonquinés

Van Turco

 
 

Inicio>
 
Maine Coon
   

Origen: Un buen día un gato doméstico y un mapache salvaje lograron la imposibilidad genética de tener una carnada. Sus hijos eran los primeros gatos maine coon, al menos así nos lo quieren hacer creer.
De hecho, esta llamativa raza americana se desarrolló de gatos americanos de granja, que eran el resultado de cruces entre gatos sin pedigree pelicortos y angoras llevados a Maine por los marineros. El maine coon se hizo bastante popular en las exhibiciones americanas del siglo XIX, pero perdió interés con la introducción de los persas. Siguió siendo un gato casero muy apreciado, y en los años 1950 se reanimó su popularidad para exposición.

Descripción: Es un gato familiar excelente, con su construcción grande y fuerte, buena salud e inteligencia.
Es un gato musculoso de cuerpo largo, esqueleto pesado y grandes pies redondeados.
Más que ningún gato de pelo largo, el maine coon necesita mucho espacio abierto. Le gusta la comodidad del hogar, pero debe tener acceso a un jardín, y le gusta hacer una escapada de vez en cuando.
No necesita práctica para su habilidad cazadora. Quizá por su linaje rudo, de vida al exterior y autosuficiente, la raza se ha acostumbrado a dormir de cualquier manera, y el maine coon se podrá encontrar a menudo durmiendo en posturas poco usuales.
Se admiten prácticamente todos los colores y dibujos estándar en esta raza, exceptuando el máscara chocolate o lila, y el siamés. Se admiten ojos cobre, dorado y verde en todas las variedades, y en el blanco también los ojos azules y desiguales.
El pelo es muy espeso y tupido, más corto en la cabeza y los hombros. El cuerpo es visiblemente grande, con mucha musculatura. La cola es larga y peluda, terminando en un pequeño plumero. Las patas son medio largas, muy musculadas, con pies grandes y redondos. La cabeza es grande y redonda, con nariz media. Ojos grandes, orejas grandes y puntiagudas, con abundantes mechones, llevadas erguidas.
Un macho adulto pesa entre 5 y 8 kilos, las hembras son algo más pequeñas, aunque ninguno de los dos alcanza su tamaño definitivo hasta los cuatro o cinco años.
Se recomienda un cepillado diario suave para evitar nudos en el pelaje espeso. La dieta del maine coon debe tener alternativamente carne y pescado. Es una de las razas más sanas, resiste cambios de temperatura extremos durante largo tiempo —un recuerdo de su duro pasado—.
Las camadas suelen ser de dos o tres gatitos, que generalmente se parecen muy poco.
El maine coon es muy raro en Europa, donde existe una raza similar —el gato del bosque noruego—. Defectos en el maine coon son la falta de musculatura y pelaje pobre.
Tiene una voz suave que va del trino a un casi inapreciable maullido.
Muchos ejemplares usan sus patas para comer y beber agua, como los mapaches, lo que, sumado a su pelaje rayado, les denomina raccoon (significa 'mapache' en inglés)

Carácter: Amable y divertido, gato doméstico ideal. Le gusta la vida interior, pero necesita acceso a espacio abierto fuera. Buen cazador, duro, rústico y ágil.

   

Publicidad