Gatos  

Perros Perros. Razas Criaderos Fotos Adiestradores

 
Alimentación Criadores Cuidados Enfermedades Razas Reproducción Vacunación

Razas

Abisinio

Angora

Asiático

Azul Ruso

Balines

Bengal

Bobtail Japonés

Bombay

British shorthair

Británico

Cartujo

Cornish Rex

Curl Americano

Cymric

Del Bosque Noruego

Doméstico Común o Mestizo

El Burmés

Esfinge

Exótico

Fold Escocés

Habana

Himalayo

Korat

Maine Coon

Manx

Mau Egipcio

Munchkin

Ocicat

Oriental

Pelicorto Americano

Pelicorto Europeo

Persa

Rex

Sagrado de Birmania

Siamés

Singapur

Skogkatt

Sokoke

Somalí

Tonquinés

Van Turco

 
   
Inicio>  
   
Cuidados de los gatos.
   
El gato, es un animal muy independiente. Por ello, no requieren tanta atención y son mascotas ideales para personas que disponen de poco tiempo para dedicarle o personas mayores.

Si bien no manifiestan su cariño hacia nosotros tan efusivamente como el perro, debemos tener en claro que simplemente lo que hacen es manifestarlo de otra manera.

Son animales muy limpios y aprenden fácilmente a hacer sus necesidades en las piedras sanitarias. Estas deben cambiarse rutinariamente, por razones higiénicas y sanitarias.

Nosotros debemos mantener un lugar limpio en donde el gato pueda comer, lejos del ruido y el trajín. También debemos mantener un abastecimiento de agua fresca y limpia.

Hay que evitar darle sobras de alimentos (pueden brindarle grasas y calorías que no necesita) y alimento para perros (no tienen los nutrientes que un gato necesita).

En los gatos de pelo largo debe prestarse una particular atención al pelaje, que será cepillado cuidadosamente una o dos veces por día. Este trabajo es de utilidad para vigilar la eventual aparición de parásitos externos indeseables.

En casas de campo pueden habilitarse jaulas acondicionadas o bien reservar un rincón en la cocina con una puerta gatera que permita al animal entrar y salir a su antojo.

Su rincón en la casa tendrá el almohadón que hace las veces de cama y otro lugar en el que se le sirva cotidianamente la comida y el agua que será continuamente limpia y fresca. En un apartamento puede alojarse cómodamente siempre que tengamos la precaución de castrar al animal cuanto más joven mejor. Supuesto el animal castrado, bastará con reservarle un pequeño lugar como dormitorio y un cajón con aserrín o piedritas sanitarias en donde hará sus necesidades. También se le proporcionará un tronco de madera blanda u otro material similar en donde pueda afilar sus uñas.

Es fundamental aplicar las vacunas correspondientes y desparasitar periódicamente.

 

   

Publicidad