Gatos  

Perros Perros. Razas Criaderos Fotos Adiestradores

 
Alimentación Criadores Cuidados Enfermedades Razas Reproducción Vacunación

Razas

Abisinio

Angora

Asiático

Azul Ruso

Balines

Bengal

Bobtail Japonés

Bombay

British shorthair

Británico

Cartujo

Cornish Rex

Curl Americano

Cymric

Del Bosque Noruego

Doméstico Común o Mestizo

El Burmés

Esfinge

Exótico

Fold Escocés

Habana

Himalayo

Korat

Maine Coon

Manx

Mau Egipcio

Munchkin

Ocicat

Oriental

Pelicorto Americano

Pelicorto Europeo

Persa

Rex

Sagrado de Birmania

Siamés

Singapur

Skogkatt

Sokoke

Somalí

Tonquinés

Van Turco

 
 
Inicio>
 
El Burmés
   

Origen: Es la única raza desarrollada en un laboratorio. En 1930 el doctor G.Thompson de la Universidad de Harvard, trajo consigo una gata burmés de Birmania, y la cruzó con un gato siamés, después de varias cruzas obtuvo gatos burmés puros.

Características: Es muy juguetón, afectuoso, cariñoso y noble. Su pelo tiene una textura muy suave, es corto y fino como de satín, y de color café oscuro o sable brillante. El pelo y el color de sus ojos dorados de forma almendrada hacen un contraste muy bello. Los ojos de color pálido, verde, azul y bicolor, son indeseables.

La cabeza es redonda sin angulaciones, con una separación considerable entre los ojos que se estrecha hacia el hocico. Las orejas son de tamaño mediano, erectas e inclinadas ligeramente hacia delante, de base ancha y con las puntas redondeadas.

Su cuerpo es de tamaño medio, musculoso y compacto. Los machos son un poco más grandes que las hembras. El pecho debe ser amplio y redondo, al igual que la espalda. Los miembros son proporcionales al cuerpo y los pies redondos. La cola debe ser de longitud media, recta y afilada en la punta.

Tiene una mirada muy especial que varía entre individuos, según su carácter o por el efecto de la luz artificial, que provoca un cambio en el color de sus ojos.

Su carácter es sumamente dulce, le encanta jugar con su dueño con la particularidad de que no expone sus garras al jugar, por lo que no corres el riesgo de sufrir arañazos al juguetear con él. Tiene buena convivencia con los perros si crece junto con ellos o si no se les relaciona para enfrentarlos, aunque es demasiado celoso de otros gatos, por querer ser el único dentro de la casa.

No le agrada quedarse solo en casa, se recomienda no dejarlo sin compañía por largo tiempo. Es fascinante e inteligente, inventa sus propios juegos, sólo tienes que ofrecerle pelotitas de papel, estambre o tela.

   

Publicidad