Gatos  

Perros Perros. Razas Criaderos Fotos Adiestradores

 
Alimentación Criadores Cuidados Enfermedades Razas Reproducción Vacunación

Razas

Abisinio

Angora

Asiático

Azul Ruso

Balines

Bengal

Bobtail Japonés

Bombay

British shorthair

Británico

Cartujo

Cornish Rex

Curl Americano

Cymric

Del Bosque Noruego

Doméstico Común o Mestizo

El Burmés

Esfinge

Exótico

Fold Escocés

Habana

Himalayo

Korat

Maine Coon

Manx

Mau Egipcio

Munchkin

Ocicat

Oriental

Pelicorto Americano

Pelicorto Europeo

Persa

Rex

Sagrado de Birmania

Siamés

Singapur

Skogkatt

Sokoke

Somalí

Tonquinés

Van Turco

 
 

Inicio>
 
Singapur
   

Descripción: En su país natal, Singapur, a este gato se le llama “gato de alcantarilla”, nombre que refleja tanto su estilo de vida, como la poca estima que tienen los habitantes de aquel país a los gatos. Mejor dicho, no sienten aprecio alguno por los gatos.
Por consiguiente, los gatos nativos de aquel país han llevado una vida miserable durante generaciones, viviendo salvajes en las calles, y a menudo buscándose protección en las alcantarillas. El estilo de vida sin duda ha influido en sus cuerpos más pequeños, comparados con otras razas orientales.
Otro resultado de su estilo de vida se refleja en el poco afecto que han recibido por parte de los humanos. Con paciencia y suavidad, el Singapur puede llegar a querer la compañía humana, y dar su afecto a cambio, aunque siempre de manera reservada. Su origen callejero también le ha preparado para adaptarse rápidamente a cualquier circunstancia, pero desde luego prefiere una vida tranquila, al interior.
Esta raza era despreciada e ignorada hasta que los criadores americanos se interesaron por ella e importaron varios ejemplares. Aunque en Singapur existen muchas variedades naturales, en Estados Unidos únicamente se conocen el punteado marfil con marrón y el bicolor atigrado blanco y punteado.
El pelo es corto y sedoso. El cuerpo pequeño y musculoso, con el dorso ligeramente arqueado. Las patas son medio largas, con pies pequeños y ovalados. La cola es medio larga y recta. La cabeza es redonda,
con una nariz corta, ojos grandes, almendrados y oblicuos, y la barbilla bien marcada. Las orejas son grandes y redondeadas en las puntas. La expresión es de alerta continua.
El pelaje debe frotarse regularmente con un guante, a ser posible humedecido con agua. El singapur come de todo, otra muestra de su pasado callejero.

Carácter: Plácido, poco exigente y buen carácter. Puede ser reservado, pero con suavidad y paciencia se hará sociable. Adaptable, le gusta la vida al interior.

   

Publicidad