Perros Perros. Razas Criaderos Fotos Adiestradores Tu pagina de inicio P.Inicio

 

Otras Mascotas

 
Inicio Criaderos Fotos Álbumes Razas Adiestradores Shopping Pensionados Clubes Banners Publicidad

La limpieza



Una de las primeras cosas que el cachorro debe aprender, es el lugar adecuado para hacer sus necesidades, ya sea en áreas abiertas como el jardín, o dentro de la casa sobre papel periódico.
En ambos casos, el secreto para un rápido aprendizaje es la “anticipación”.
Siempre debemos estar pendientes de nuestro nuevo amigo, y formar una rutina entorno a su horario de comida y sueño, llevándolo al lugar designado después de comer, cuando despierte y algunas veces mientras se encuentre jugando. Un signo muy común que indica que el perro está a punto de eliminar, es cuando éste pega su nariz al suelo y comienza a olfatear.
Ya dentro del área establecida, camine con el cachorro, el cual lo seguirá e inmediatamente orinará o defecará; al hacerlo, celebre discretamente con él, y limpie el lugar. Su cachorro aprenderá rápidamente, no teniendo oportunidad de cometer errores.
Existen productos en spray disponibles en las tiendas de mascotas, los cuales pueden ser de gran ayuda, ya que por medio del olor, restringen o inducen al perro a utilizar un área determinada.
Sin embargo, cuando ocurra algún accidente, debe llamarle la atención de forma verbal con un “NO”, señalando lo que hizo mal; después, debe llevar al cachorro al sitio deseado para hacer sus necesidades, indicándole que ése es el lugar elegido. Nunca le pegue, porque esta acción infunde miedo en vez de respeto, retrasando el proceso de aprendizaje.

Usted sólo debe regañar al perro en el momento en que lo descubra “haciendo” en un lugar inadecuado; el llamarle la atención o castigarlo no funcionará cuando haya pasado mucho tiempo después del accidente, ya que como se dijo anteriormente, el perro no puede establecer una relación con lo que ha sucedido momento atrás, por lo cual no comprenderá el motivo del enojo.
El sitio del accidente debe lavarse muy bien con detergente para remover cualquier olor. Los perros son animales de hábitos, y cuando olfatean sus residuos, generalmente vuelven a “hacer” en el mismo lugar.
De esta manera, cuando usted esté ocupado, restrinja la libertad de su cachorro, poniéndolo dentro de su jaula junto con algunos juguetes masticables. Los cachorros son por naturaleza bastante limpios, por lo cual no ensuciarán su cama a menos que se vean forzados a hacerlo. Así, se puede comenzar a establecer un horario, sacando al perro de la jaula para hacer sus necesidades; es muy importante recordar que los cachorros de tres meses necesitan eliminar cada tres horas o menos.
Por la mañana, llévelo a pasear para que pueda olfatear, y cuando el perro esté “haciendo”, utilice órdenes como “vamos” o “date prisa”, lo cual lo enseñará mas adelante, a eliminar cuando estos comandos sean dados. Es sumamente importante felicitar al cachorro después de que haya defecado u orinado en el lugar indicado; a su perro le gusta ser reconocido por algo que hizo bien.
El entrenamiento de limpieza necesita de paciencia y dedicación por parte del dueño, pues se trata de un trabajo en equipo, en donde usted y su mascota deben aprender a entenderse mutuamente.

Inicio

 

 
Publicidad
 

  Exposiciones

Google
 

PerrosPerros, sitio con Información y fotos de las razas de perros de Argentina y el mundo. Criaderos y Adiestradores.

Copyright 2008